Qigong para el tratamiento de la Artritis

Por el Dr. Yang, Jwing-Ming, 19 de Mayode 2014

Hay dos tipos principales de artritis.

  1. De acuerdo con la Fundación de la Artritis, la osteoartritis o artritis degenerativa, que es la enfermedad crónica más común de las articulaciones que afecta a aproximadamente 27 millones de estadounidenses mayores.
  2. La artritis reumatoide (AR) es una enfermedad del sistema inmunológico y ataca la sinovial (una membrana delgada que recubre las articulaciones) causando inflamación y dolor. La RA afecta a aproximadamente 1,5 millones de estadounidenses.)

En primer lugar, me gustaría discutir la actitud que es necesario adoptar en la práctica.

Con bastante frecuencia, las personas que están enfermas son reacias a involucrarse en el proceso de curación. Esto es especialmente cierto para los pacientes de artritis. Tanto los médicos occidentales como los médicos chinos han tenido dificultades para convencerlos de que se involucren en el ejercicio regular o Qigong.

La principal razón de esta reticencia es que los pacientes tienen miedo al dolor, y por lo tanto creen que este tipo de ejercicios son perjudiciales. Con el fin de vencer este obstáculo para lograr tu curación, debes entender la teoría de la curación y la razón para practicarla. Sólo entonces lograrás tener la confianza necesaria para la práctica continuada. Recuerda, un médico puede tener una excelente receta para tu enfermedad, pero si no tomas el medicamento, no te hará mejorar.

Otro factor que ha causado el fracaso una cura potencial de muchos es la falta de persistencia. Debido a que el proceso de curación es muy lento, es muy fácil volverse impaciente y perezoso. Muchas veces en la vida sabremos exactamente qué es lo que tenemos que hacer, pero como las partes emocionales de nuestra mente nos controlan, acabaremos por no hacer lo que necesitamos, o no hacer las cosas correctamente. En cualquiera de estos casos, nuestros esfuerzos habrán sido en vano.

Al parecer, la mayoría del tiempo nuestra "mente emocional" y nuestra "mente de sabiduría" están en oposición. En China hay un proverbio que dice: "Eres tu peor enemigo." Esto significa que tu mente emocional a menudo quiere ir en la dirección opuesta a lo que tu mente de sabiduría sabe que es mejor. Si tu mente de sabiduría es capaz de superar su mente emocional, entonces no hay nada que pueda detenerte para hacer cualquier cosa que desees.
Por lo general, sin embargo, tu mente emocional hace que pierdas tu fuerza de voluntad y perseverancia. Siempre sabemos que nuestra mente lúcida de sabiduría entiende lo que hay que hacer, pero demasiado a menudo nos rendimos/entregamos a nuestra mente emocional y nos volvemos esclavos de nuestras emociones.
El primer paso cuando te decides a practicar Qigong es fortalecer tu mente de sabiduría y utilizarla para gobernar tu mente emocional. Sólo entonces lograrás tener suficiente paciencia y perseverancia para seguir practicando. Se puede ver que la primera clave para el éxito del entrenamiento no son las técnicas en sí mismas, sino más bien tu auto-control. Creo sinceramente mientras tengas una fuerte voluntad, paciencia y perseverancia, no hay nada que no se pueda lograr.

Formar el hábito de practicar regularmente representa realmente cambiar tu estilo de vida. Una vez que hayas comenzado a regular tu vida a través del Qigong, no sólo puede curar tu artritis y fortalecer tus articulaciones, pero también puede mantenerte saludable y hacer tu vida mental y física mucho más feliz.
Las siguientes son claves para tu práctica, donde serás capaz de ver y sentir cómo el Qigong chino es diferente a los ejercicios occidentales similares para la artritis.

Claves importantes de entrenamiento
1. La regulación del cuerpo:
Antes de comenzar tus ejercicios de Qigong, primero debes calmar tu mente y utilizar esta mente para llevar tu cuerpo a un estado tranquilo y relajado. Naturalmente, siempre debes estar involucrado con tus centros mentales y físicos. Sólo entonces serás capaz de encontrar tu equilibrio. Cuando hayas logrado relajarte física y mentalmente, estar centrado, y equilibrado, podrás sentirte a la vez natural y cómodo. Esta es la clave para la regulación de tu cuerpo.
Cuando te relajes, deberás aprender a relajarte profundamente en tus órganos internos, y en especial los músculos que rodean los órganos. Además, también debes poner tu mente en las articulaciones que te están dando problemas. Cuanto más puedas llevar tu mente profundamente a la articulación y relajarte en ella, más lograrás hacer circular el Qi sin problemas y libremente para reparar el daño.

2. La regulación de la respiración:
La respiración es la estrategia central en la práctica de Qigong. De acuerdo con la teoría Qigong, cuando se inhala se lleva Qi hacia el interior y al exhalar se lleva Qi hacia el exterior. Este es nuestro instinto natural. Por ejemplo, cuando se siente frío en el invierno, con el fin de mantener el Qi dentro del cuerpo, naturalmente se inhala más de lo que se exhala, con el fin de dirigir el Qi hacia el interior, lo cual también cierra los poros de la piel. Sin embargo, en el verano cuando se está demasiado caliente, naturalmente, se exhala más de lo que se inhala, con el fin de llevar Qi fuera del cuerpo. Al hacer esto se empieza a sudar y los poros se abren.
En Qigong, se desea dirigir el Qi a los órganos internos y la médula ósea, por lo que debe aprender a usar la inhalación para dirigir el Qi hacia el interior. Cuando se utiliza el Qigong para curar su artritis, se debe inhalar y exhalar profundamente y con calma para que se pueda dirigir el Qi profundamente hacia la articulación y también hacia el exterior para disipar el exceso o estancamiento de Qi, que se ha acumulado en las articulaciones. Por lo tanto, además de relajarte cuando practicas, debes recordar siempre inhalar y exhalar profundamente. Cuando inhalas, coloca tu mente profundamente en la articulación, y al exhalar, dirige el Qi a la superficie de la piel.

3. La regulación de la Mente:
En Qigong, la mente se considera el general que dirige la batalla contra la enfermedad. Después de todo, es tu mente la que gestiona la totalidad de tu pensamiento y de la actividad. Por lo tanto, una mente clara y tranquila es muy importante para que pueda juzgar con claridad y precisión. Además, también debes concentrar tu atención. Tu mente puede generar una FEM (una fuerza electromotriz o "tensión") que hace que el Qi circule. Cuanto más te concentras, más fuerte se puede dirigir el Qi.
Cuando logres tener una mente calmada y concentrada, serás capaz de sentir y percibir el problema correctamente. Por lo tanto, cuando practicas Qigong para tu artritis, debes aprender cómo llevar tu mente hacia dentro de manera que pueda comprender la situación, y debes saber cómo utilizar tu atención para dirigir el Qi.

4. La regulación del Qi:
Una vez que hayas regulado tu cuerpo, tu respiración y tu mente, estarás en una buena posición para comenzar la regulación de tu Qi, y serás capaz de llevar tu Qi a cualquier parte de tu cuerpo con el fin de hacer reparaciones.

5. Regulación del Espíritu:
La clave final para el Qigong es elevar tu espíritu de vitalidad. El buen estado de ánimo o espíritu de lucha es necesario para ganar la lucha contra la enfermedad. Cuando tu espíritu es alto, tu fuerza de voluntad es fuerte, tu mente es firme, y la paciencia puede durar mucho tiempo. Además, cuando tu espíritu está alto, tus emociones están bajo control y tu mente de sabiduría puede estimular el Qi para que circule en el cuerpo de manera más eficiente. Esto reducirá significativamente el tiempo de curación.
Ahora deberías tener una idea clara de cómo practicar lo más eficientemente posible. Durante el curso de tu práctica, debes recordar con frecuencia estos requisitos clave. Si deseas obtener más información sobre las claves para la práctica de Qigong, puedes consultar el libro YMAA: “La raíz de Qigong chino”.

(La cita anterior es de “Artritis-La manera china de curación y prevención” por el Dr. Yang, Jwing-Ming.)
El Dr. Yang, Jwing-Ming, es un reconocido autor y maestro de artes marciales chinas y Chi Kung. Nacido en Taiwán, que ha entrenado y enseñado Taijiquan, Qigong y artes marciales chinas por más de cuarenta y cinco años. Es autor de más de treinta libros, y fue elegido por la revista Inside Kung Fu como una de las 10 personas que "ha hecho el mayor impacto en las artes marciales en los últimos 100 años." El Dr. Yang vive en el norte de California.

Nota traducida desde ymaa.com por María Salomón, amiga de YMAA Mar del Plata

YANG 5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *