Nuestro Sitio


 

Esta herramienta tecnológica es diseñado para compartir en principio conocimientos de las artes internas chinas, básicamente en el área de la salud preventiva.

Permite además la posibilidad de articular con otras áreas de trabajo con la conciencia corporal, un espacio de intercambio de material tanto teórico como práctico, enriqueciendo así nuestros trabajos y los de otras disciplinas.

El Chi kung (qigong) en los tiempos modernos exige actualizar sus principios ante los profundos  cambios tanto en la calidad de vida como en las mismas estructuras sociales que le dan sostén y sentido a este concepto banalizado que es “la calidad de vida”.
Banalizado por innumerables circunstancias, tanto ideológicas, económicas como personales. La falta de tiempo para poner orden a nuestro alrededor no es un tema exclusivo externo. Tiene que ver también con ordenar prioridades personales.

También hay distintas miradas sobre estos cambios, tanto a favor como en contra. Miradas que se construyen desde los mapas de nuestra conciencia profunda y no accesible a diario. 

Inaccesibles no por casualidad.  Hay inteligentes sistemas que se ocupan de sembrar en nuestra conciencia profunda individual y colectiva semillas que luego emergen como pensamientos, sentimientos e ideas propias. Que a fuerza de reiterarlas a diario modelan y fijan nuestro comportamiento personal y comunitario.

En mi opinión, totalmente cuestionable por cierto, nada de estos sucesos está fuera del chi kung como práctica de la conciencia corporal, Todo le implica. Y si no fuera sí perdería su sentido. Sentido de enaltecer a la persona y a los integrantes de una sociedad. 
Así nació el chi kung en China. Por ello nació hace milenios. No para adormecer, conformar, adaptar al ser humano a las circunstancias. Sino todo lo contrario, a reconocerlas y tener fuerza de modificarlas, transformarlas.

En los tiempos modernos hay otros desafíos: tecnología, contaminación, y los de siempre: crisis alimentaria, desigualdad, derechos humanos no respetados.

Humildemente comparto el chi kung como una infinita e insondable propuesta educativa en este también intrincado y complejo desarrollo de la civilidad.

Cómo funciona el mundo? Cómo funcionamos nosotros? En chi kung indagamos sobre esto  con nuestra totalidad, desde lo más sutil y espiritual hasta la última porción de víscera. Y juntos con otros, no en soledad.

Carlos Mel

Grullas-80-X2

One Comment

Comments are closed.