por Jáchym Jerie, 21 de marzo de 2011

Siempre escuchamos historias sobre maestros de Kung Fu o Taijiquan que han desarrollado habilidades increíbles. Una de las razones por las que llegaron a ser tan buenos es porque practicaban la Gran Circulación Marcial.

Algunos practicantes de artes marciales creen que a través de la Gran Circulación Marcial, se puede dar energía a los músculos a un estado más alto de eficiencia.

Esto le dará al practicante la capacidad de llevar la energía a las áreas que lo requieran.

Por lo  tanto, la formación puede ser mucho más eficiente y el practicante puede progresar a un ritmo más rápido.

Además, aumenta la sensibilidad del practicante de modo que una vez que toca a su oponente, él puede sentir cada uno de sus movimientos. Esto es especialmente útil en el Empuje de Manos Taijiquan y el estilo de la Grulla Blanca del sur.

En el campo delQigong hay muchas grandes circulaciones a las cuales uno puede referirse. Sin embargo, este artículo se centrará en la Gran Circulación Marcial.

 gran circulacion

La teoría detrás
Para entender la práctica de la Gran Circulación Marcial, uno tiene que entender primero la teoría. Sin la teoría, el practicante transitará un tiempo mucho más difícil para reconocer y corregir sus errores. Es como estar en una ciudad extranjera. Sin un mapa fácilmente uno se pierda.

Sistema Básico de Energía
El cuerpo humano tiene dos polaridades, una reside en el cerebro, la otra está en la región del abdomen. Esta última se llama el verdadero Dantian inferior, mientras que la primera es conocida como el Dantian superior.

Aparte de ellos, tenemos otro Dantian posicionado en el área del plexo solar, pero no hablaremos sobre éste aquí.
El Dantian inferior es la batería para todo el cuerpo. Este reside en la región del abdomen

dan tienLa estructura del abdomen permite que la energía o Qi, se almacene en un nivel alto, y desde allí se pueda suministrar a todo el cuerpo. Hace algunos años, los científicos descubrieron que los humanos tienen un segundo cerebro que reside en el abdomen. Estos conceptos acerca del segundo cerebro y el Dantian inferior pueden estar relacionados.

El Dantian superior está en el sistema límbico, que se encuentra entre las orejas, en el centro del cerebro. Algunos practicantes de Qigong creen que esta es la residencia del espíritu y del verdadero ser.

El Dantian inferior y el superior se comunican a través de la médula espinal.

La comunicación se produce aquí debido a que la médula espinal se compone de material altamente conductor de  Qi. Esto permite que los dos cerebros actúen como uno. Físicamente son dos, en la acción son uno.

Si deseas saber cómo encontrar esos centros, debes leer el artículo ¿Por qué la meditación es importante en las artes marciales? o al libro, Meditación Qigong-Respiración Embrionaria, por el Dr. Yang, Jwing-Ming.

Vasos
De acuerdo con la teoría de Qigong, el ser humano tiene ocho vasos. Los vasos almacenan energía y la liberan a los meridianos según sea necesario. Para la Gran Circulación Marcial, dos vasos son muy importantes. El vaso de concepción en la parte delantera del cuerpo y el vaso gobernador en la parte trasera. Juntos, forman una unidad como Yin y Yang, respectivamente.

Durante todo el día, 24 horas por ciclo, la energía circula a través de esas dos vasos. Según el Dr. Yang, tenemos siete puertas coincidentes en nuestro cuerpo.

puertas
Se les llama puertas coincidentes porque tenemos una puerta o cavidad en la parte delantera y una en la parte posterior.

Una puerta de coincidencia muy importante tiene una cavidad en la parte posterior inferior,  Mingmen, que reside entre L2 y L3 de la columna vertebral.

La otra cavidad está en el frente, Yinjiao, que reside cerca de una pulgada y media por debajo del ombligo. Debido a la posición de las vértebras, el Mingmen se encuentra normalmente cerrada cuando estamos de pie en posición vertical. Es por eso que se llama la puerta cerrada. Al mover la columna vertebral de una manera específica, somos capaces de abrir la puerta y llevar energía hacia el vaso Gobernador. El Yinjiao es donde vamos a empezar la Gran Circulación, llevando la energía hacia abajo al vaso de Concepción.

El Dazhui y Shenzhu son los puntos donde se conducirá la energía hacia los brazos. El camino de la Gran Circulación se describirá a continuación.

Mente-Qi
En teoría China Qigong, los seres humanos tienen dos tipos de mentes.
La primera es la mente emocional, llamada Xin. La segunda es la mente de sabiduría, llamada Yi.
El Xin es muy inestable y se comporta como un mono. El Yi puede ser sereno y firme, como un caballo o un árbol. Con el fin de dirigir el Qi de manera eficiente, uno tiene que ser capaz de controlar la mente emocional con la mente de sabiduría.
La mente es como un pastor del Qi. Donde él va, la oveja seguirá. Si el Xin es el pastor, el camino recorrido no será directo, porque la mente emocional se distrae con facilidad. Experimentamos esto cuando nuestra mente se dispersa. Lógicamente, el Qi seguirá al Xin fuera del camino, o se esparcirá por donde fue abandonado.

Como se puede ver, una mente enfocada es muy importante en la Gran Circulación Marcial. Una mente más centrada permitirá que el Qi circule más rápida y eficazmente.
Por lo tanto, se pueden energizar más músculos y la manifestación de la energía será mayor.

Cómo practicar la Gran Circulación
La respiración está naturalmente relacionada con nuestro sistema energético. Cuando dormimos o nos relajamos profundamente, nuestra exhalación toma más tiempo que la inhalación. En ese momento, la energía del cuerpo se condensa en la línea central, la columna vertebral y los dos centros principales de energía. Durante el día, normalmente nuestra energía se manifiesta hacia el exterior en las extremidades, para nuestras actividades diarias. Por lo tanto, uno tiene que aprender a respirar correctamente antes de poder practicar la Gran Circulación. Sin exhalaciones relajadas y profundas, la dirección del Qi será superficial. Una vez que el practicante está acostumbrado a la técnica de respiración correcta, lo cual ocurre cuando ya no tiene que prestar atención a ella, él está listo para centrar toda la mente en la acción de dirigir del Qi, y el sentido del enemigo.

Por supuesto, uno no necesita esperar tanto tiempo antes de comenzar el entrenamiento de la Gran Circulación. Una vez que la respiración se siente cómoda, se debe cambiar el enfoque a la Gran Circulación. A medida que pasa el tiempo, la respiración se volverá natural y no será necesaria ninguna atención para controlarla.

Respiración Abdominal Inversa
La respiración abdominal inversa se produce de forma natural con bastante frecuencia, por ejemplo, cuando uno se rie o llora. La respiración abdominal inversa también ayuda a energizar los músculos a un nivel superior, por lo que también se aplica sin pensar cuando se necesita poder o fuerza. Un ejemplo es empujar objetos pesados. Como su nombre indica, es la reversión de la respiración abdominal normal.

Al inhalar, debes llevar el huiyin y el abdomen hacia adentro. Al exhalar, empuja el huiyin y el abdomen hacia fuera.

La Respiración de las Cuatro Puertas
La práctica de la respiración de las Cuatro Puertas se encuentra más estrechamente relacionada con la Gran Circulación Marcial.

Es la práctica de liderar el Qi con cada respiración y es una técnica tradicional de artes marciales. En la respiración de las Cuatro Puertas, primero se debe inhalar profundamente, luego se debe exhalar mientras te imaginas que estás empujando un objeto pesado con las manos y presionando los talones hacia el suelo. Es importante mantenerse físicamente relajado. Esto hará que el Qi fluya a través de los brazos y las piernas, pero no consumirá la energía así como lo hacen los músculos tensos.

La práctica continua hará que se acumule la sensibilidad de los nervios y, finalmente, esta técnica debería crear una sensación de hormigueo eléctrico a través de tus extremidades.

Es posible lograr esto sin respirar, pero utilizar la respiración para llevar Qi hace que este proceso sea mucho más fácil.

Ejercicios para la columna vertebral básica a la práctica de artes marciales Gran Circulación
Con el fin de practicar la Gran Circulación Marcial, tienes que saber cómo mover la columna vertebral. Sin un movimiento apropiado de la columna, no serás capaz de abrir el Mingmen, que es una de las claves fundamentales para tener éxito en este entrenamiento.

Para localizar el Mingmen, se debe hacer un puño y colocarlo sobre la espalda con el dedo meñique en el hueso del sacro. El Mingmen es donde el pulgar toca la columna vertebral. Si estás familiarizado con la anatomía humana, el Mingmen se encuentra entre L2 y L3.

Debes deja la mano allí, mantenerte en pie, y colocar las dos piernas abiertas al ancho de los hombros. Mueve tu parte baja de la espalda hacia atrás para que la forma S de la columna vertebral comience a desaparecer. El movimiento es el mismo que cuando uno suspira. Esto abrirá el Mingmen y permitirá llevar el Qi hacia afuera. Continuar el movimiento en forma de onda. Por favor referirse a los DVDs de Dr. Yang: Ejercicios sencillos de Qigong para el Alivio del dolor de espalda, Grulla Blanca Shaolin, Qigong Duro y Blando, La Esencia del Taiji Qigong. Estos DVDs te darán la oportunidad de ver la onda de la columna vertebral. Este movimiento básico es muy importante y se ve en cualquier estilo interno que esté practicando la Gran Circulación Marcial.

Un mapa para el practicante
Está claro ahora, que la mente es muy importante en la conducción del Qi. También está claro que el Qi utilizado para la circulación vendrá del Dantian inferior, ya que este es la batería de todo el cuerpo.

Pero ¿cuál es el camino a través del cual se lleva la energía? Es lo mismo que manejar un auto. Sin conocer el destino, se conducirá en círculos y se gastará gasolina.

En la Gran Circulación Marcial, el destino es donde se necesita la energía para manifestar el poder. Por ejemplo, cuando estás atacando, es necesario llevar el Qi hacia los brazos y las manos. Pero ¿cómo podemos llegar allí desde el Dantian inferior? Debes colocar la mente en tu centro, y guiar el Qi fuera del real Dantian, más allá de la cavidad Yinjiao, hasta llegar a la cavidad Huyin, y a continuación, hasta el Mingmen.

Al mismo tiempo, abrir el Mingmen y llevar más Qi fuera del real Dantian.

Ambas corrientes de energía se combinarán y podrás conducirlas hasta el Shenzhu y Dazhui. A partir de ahí, poder guiar el Qi hacia afuera de las palmas y 6 pulgadas más lejos, más allá del cuerpo físico. Esto asegura que el Qi será conducido a través de todo el brazo y se le dará más poder de penetración a tu ataque.
Este es el camino para la mitad superior del cuerpo.

Para la mitad inferior debes dirigir el Qi fuera del Dantian inferior real y empujarlo hacia abajo a través de la cavidad Yongquan hacia el suelo. Si el Qi no es necesario para activar los músculos de las piernas para atacar, le dará al practicante una raíz más fuerte, que es esencial para conseguir más potencia.
Para coordinar esto con la respiración, echar un vistazo al diagrama.

Puedes sentir calor o escalofríos durante la práctica. Sin embargo, debes ignorar esos sentimientos y buscar la sensación de hormigueo. Cuanto más sensible sientes el Qi, más eficientemente puedes conducirlo.

A solas
Para tener una idea más profunda del Qi, se recomienda primero practicar la Gran Circulación mientras se está sentado, con las palmas de las manos colocadas en el falso Dantian. Las manos deben estar una encima de la otra, de manera que la palma superior esté cubriendo la otra mano. En esta posición, debes centrarte sólo en abrir e lMingmen y conducirlo hacia arriba hasta el Dazhuial inhalar. Debes conducirlo a las palmas de las manos, en la exhalación y llevarlo al Dantian mientras empiezas una nueva inhalación. En la misma inhalación condúcelo fuera del Mingmen nuevamente.

Debido a que la energía no se desperdicia a través de la ampliación de la energía más allá del cuerpo, el Qi será acumulado y te dará una sensación más fuerte hacia él.

Gran Circulación Marcial – Otras aplicaciones
La Gran Circulación Marcial puede ser aplicada en muchas áreas. Un área es la manifestación de una gran cantidad de energía. La dificultad en el entrenamiento radica en que debes permanecer lo más relajado posible. Cuanto más se tensa tu cuerpo, más Qi se consume antes de que llegue a su destino.

Uno puede aplicar la Gran Circulación Marcial en el acondicionamiento de la muñeca. Otra área importante donde la Gran Circulación Marcial es muy útil es en el masaje. Al dirigir el Qi fuera de la palma, el practicante puede usar el Qi para abrir bloqueos Qi en el paciente. Además, permite al practicante penetrar más profundamente durante el masaje, por lo que es muy útil.

La teoría detrás de la Gran Circulación Marcial es fácil, sin embargo, es extremadamente difícil conseguir un nivel profundo en esta práctica. Sin ejercicio diario es muy difícil de lograr.

Jáchym Jerie es un discípulo del Dr. Yang, Jwing-Ming en el Centro YMAA CA Retreat Center, que se encuentra en el Condado de Humboldt. Jáchym creció en Suiza y ha estado entrenando Kung Fu desde que tenía 17.

Traducido por María Salomón, amiga de YMAA Mar del Plata