por Carlos Mel, Junio 2016

Acondicionar el cuerpo en Chi Kung. Qué significa?

Es entrenarlo y ajustarlo en relación a una actividad precisa para que pueda realizarla en forma cómoda y relajada. De lo contrario se estará tenso e inquieto y esto afectará el juicio de la mente y a la circulación del Chi.
En base a esto se considera que para acondicionar el cuerpo primero debe estar relajado. Y para ello se debe hacer foco en dos aspectos físicos: arraigamiento y centrado.

Arraigamiento del cuerpo
Significa sentirse estable y en firme contacto con la tierra. Si uno quisiera transferir una fuerza primero tiene que tener un apoyo para que parte de la fuerza que haga se transfiera a la tierra. De esta manera el cuerpo se moverá en forma equilibrada y centrada.
Pero antes de hacer el empuje el cuerpo debe estar relajado, para que el Chi – la energía – esté disponible. Al relajarse se remueven las tensiones de distintas partes del cuerpo y éste estará más cómodo de pie. Se deja de luchar contra el suelo para permanecer erguido y se comienza a confiar en la estructura - tejidos de la estática – del cuerpo para sostenerse.

El arraigamiento incluye no solo al cuerpo sino también la forma o el movimiento.
La raíz de toda forma o movimiento se encuentro en su propósito o principio.
Por ejemplo, en algunos ejercicios se quiere dirigir el chi a las manos. Para ello se debe imaginar que se está empujando algo pesado mientras se mantiene los músculos relajados. La raíz de estos ejercicios está en los codos que deben estar bajos y relajados para poder construir la sensación de empuje. De lo contrario, si están tensos y abiertos, no es posible “empujar” y se pierde la intención con lo cual el chi no se traslada a las manos
Por lo tanto el codo es la raíz del movimiento en estos casos.

Centrado del cuerpo
El centro es la zona donde se acumula la fuerza y que luego se transmite a todo el cuerpo, tanto a sus lugares de apoyo (puntos de apoyo) como a sus lugares de manifestaciòn (puntos de fuga)
Existe un centro global del cuerpo y centros locales de ajuste. Es como en la casa donde uno vive: el centro es el lugar donde más se está durante el día. es el lugar más activo, de mayor movimento. Debe estar despejada y se debe sentir placer en estar allí. De nada sirve tener una casa bonita y con muchas comodidades sin uno no siente el deseo de "abandonarse" dentro de ella.
Igual con nuestro cuerpo: podemos tenerlo bien entrenado, fuerte, con buenas líneas de apoyo, pero si no nos sentimos "cómodos" en él, siempre nos es ajeno, siempre hay algo que anda mal, que hay que corregir.

Arraigamiento mental
Cuando el cuerpo no está cómodo en su apoyo en el suelo, la mente “lucha” contra la gravedad, empujando hacia arriba y manteniéndose en tensión. Una vez que el cuerpo se comienza a arraigar, la mente se relaja, “desciende” al centro de gravedad, y al igual que el agua, los pensamientos se decantan, se aclaran y se está más en calma

Centrado mental
Una vez que la mente empieza a permanecer en la zona del abdomen, se activan procesos emocionales y mentales tendientes a mejorar la trama de “un tejido” mental, que al igual que el físico, la hace más fuerte y más estable. Se comienza a reconocer a sí misma a sí como a los pensamientos y emociones que construye en relación al entonro.

Arraigamiento y centrado del chi – energía.
Esta separación entre el cuerpo y la mente permite construir sistemas de acondicionamiento precisos para cada caso. Pero luego se los debe “liberar o soltar” para permitir que la energía haga ese trabajo.
Los principios son similares al funcionamiento de una computadora.
Existe el hardware o los componentes físicos y el software o los programas. Pero para que la máquina arranque se requiere un componente único que se llama firmware que es la BIOS, compuesta por un componente físico y una pequeña secuencia de instrucciones que reconozca y cargue un programa.
El chi es como el firmware, imposible de concebir o sin el cuerpo o sin la mente.

Tener la idea o intención de hacer algo, sentir el cuerpo, sus apoyos, respirar, relajar y asentarse para finalmente expresar el movimiento, son los fundamentos del acondicionamiento físico y mental en chi kung.
Luego se pasa a la etapa de prueba o “puesta a punto” que es la actividad que uno realice, para la cual se entrena: arte marcial, deporte, danza u otra forma de expresar el cuerpo. En ese momento el chi está enfocado en el acto puntual y el cuerpo y la mente dispuestas a la espera de su requerimiento.
Es decir uno deja de “pensar” la manera de hacerlo y se enfoca en hacerlo simplemente. De los resultados se ajustará el entrenamiento para mejorarlos.

agus y slack 1